Cara

Agua Micelar de Nezeni Cosmetics: mi opinión

¿Quieres tener tu rostro limpio, libre de sudor y bien fresquito este agosto? Pues tengo una solución para ti: el agua micelar de Nezeni Cosmetics, que logra todo esto en un momento. Vamos a ver a continuación mi opinión a fondo, para que te animes a probar este producto que tanto me gusta.

En realidad, es un cosmético que llevo usando mucho tiempo y al que vuelvo constantemente por los grandes resultados que me ofrece siempre. Encima, su cómodo formato permite transportarlo para llevarlo  encima en todo momento o para que te acompañe durante estas vacaciones.

Si todavía no sabes bien para qué sirve bien un agua micelar, que sepas que son muchos los beneficios de este imprescindible de tu rutina facial, dado que es capaz de desmaquillar, limpiar en profundidad y nutrir la zona, que se oxigena en cuestión de segundos.

A través de las micelas de su fórmula, atrae las partículas de suciedad que se acumulan en la piel y le dan ese aspecto deslucido y rugoso, para luego eliminarlas con eficacia y velocidad. Sin necesidad de invertir demasiado tiempo, sin tener que aclarar después y sin combinarlo con otros productos limpiadores.

Por eso, lleva ya casi 20 años poniéndonos las cosas fáciles a la vez que purifica, refresca, tonifica e hidrata nuestra tez. Debido a que la alternativa de Nezeni cumple con creces su cometido, vamos a analizar sus claves punto por punto para que veas el cómo y el por qué.

Lo que hay que saber del producto

Empecemos por lo básico. Es decir, por todo aquello que nos indica las características esenciales de este agua micelar, al menos según las especificaciones que afirma la propia marca, que define su cosmético como un limpiador apto para todo tipo de dermis.

A través de una formulación respetuosa con la piel, es adecuada hasta para quienes tienen dermatitis debido a que tampoco contiene alcohol, parabenos ni sustancias irritantes, por lo que no te causará molestias. Te lo aseguro, porque encima es hipoalergénico y ha sido testado dermatológicamente.

Encima, apenas tiene conservantes, por lo que no ocasionará el temido efecto combinado. A su vez, todos los ingredientes son de origen natural y de gran calidad. Por si fuera poco su fecha de caducidad es bastante elevada, de hasta dos años si el envase no se ha abierto, pero ten en mente que baja a 6 meses si ya lo has abierto.

Todo sobre su formulación

Como el INCI suele ser abrumador y no es sencillo desentrañar a qué se refiere exactamente este enorme listado, ya lo hago yo por ti. Para ello, voy a seleccionar los principios activos más importantes y aquellos cuya acción más se va a notar al darle uso a este cosmético.

Comenzamos, como no podría ser de otra forma, el gel de aloe vera, que es una de las claves porque aporta una gran nutrición de entrada. Dado que aparece en grandes cantidades, también consigue regenerar, calmar las molestias y reducir y prevenir la inflamación.

Después, para seguir exfoliando y al mismo tiempo aprovechar sus beneficios antioxidantes, nada mejor que el extracto de manzana, que tiene un importante contenido en vitamina C y estimula la regeneración celular y activa el flujo sanguíneo.

Mientras, la avena y la glicerina siguen añadiendo una buena dosis de hidratación, que permite suavizar y alisar la piel a la vez que ayuda a combatir la pérdida de agua.

Por su parte, el extracto de jengibre consigue reactivar la producción de colágeno para que la dermis se mantenga tersa, joven y en perfecto estado, a la vez que previene las irritaciones y mejora las defensas.

Terminamos con el surfactante no iónico, que ayuda a la compatibilidad cutánea, y con el ácido salicílico, que sirve para hacer frente al acné, porque acaba con los granos y reduce los puntos negros.

Sus beneficios principales

En base a los elementos que la componen, el producto consigue unos resultados concretos en nuestro cutis. Aunque algunos los hemos mencionado al explicar sus cualidades, quiero profundizar un poquito más en ellos, para que no te queden dudas.

Lo primero que logra es aquello que es su función principal: limpiar el rostro con eficacia, acabando con los restos de maquillaje y los cúmulos de suciedad, ya provengan del polen, el polvo, las células muertas o la contaminación.

Además, libera los poros y permite que la dermis se oxigene, por lo que combate el acné y tiene un suave efecto exfoliante, que hace que el resto de cosméticos que utilices sean más eficaces, porque van a penetrar más a fondo.

Por si fuera poco, este agua micelar logra tonificar la zona y fortalecer la piel, para que no se rompa con tanta facilidad. Como encima la nutre ligeramente, previene la aparición de arrugas u otras líneas de expresión.

Si todo esto te sabe a poco, que sepas que al mismo tiempo logra un inmediato efecto refrescante, que te deja toda la cara saneada, libre de sudor y preparada para hacer frente a esta terrible ola de calor que estamos viviendo en tantas zonas de España.

Conoce su método de empleo

Una de las ventajas principales del agua micelar es que es muy fácil de utilizar, ya que además se aplica en tan solo unos segundos, no necesita aclarado posterior y apenas tienes que seguir un puñado de pasos muy sencillos.

En cualquier caso, la clave reside en que seas perseverante y utilices el producto todos los días. Al menos una vez por la mañana y otra por las noches, para preparar el rostro para comenzar la jornada y dejarlo también limpio antes de irte a dormir.

Simplemente tienes que limpiarte bien las manos antes de comenzar, coger un disco de algodón o algo similar y echarle unas gotitas de agua micelar, lo justo para que se humedezca un poquito.

A continuación tienes que dar pequeños toquecitos sobre todo el rostro, comenzamos por la parte superior para ir bajando hasta el cuello y el escote. Hazlo con delicadeza, sin arrastrar, para que no sufra tu dermis.

Retira primero el maquillaje en caso de que lo tengas, antes de incidir en la zona T (frente, nariz y barbilla), que es la que más grasa y suciedad acumula). Luego ya solo tienes que esperar unos poquitos segundos a que acabe de asimilarse antes de seguir con el resto de tu rutina facial.

Otras características interesantes

Más allá de saber aplicarlo, hay otros elementos que conviene mencionar, porque consiguen que el proceso sea más agradable o, por el contrario, pueden convertir ese momento del día en algo no del todo agradable.

En este caso concreto, estoy contenta porque la textura es muy suave y sedosa, por lo que se extiende muy bien por la cara y luego se absorbe por completo en cuestión de segundos, dejando una sensación refrescante inmediata.

Respecto a la fragancia, no tiene ninguna añadida, de manera que no causará irritaciones. Debido a que el poquito aroma a manzana que tiene se evapora rápido, no resulta nada molesto ni agobiante, como ocurre con otros productos.

Del packaging al precio

En alguna ocasión me ha pasado que un buen cosmético ha quedado inservible en unas pocas semanas porque su envase no ha servido para conservarlo en buen estado. Por suerte, esto no te va a ocurrir aquí.

Aunque a priori el packaging de Nezeni no sea el más bonito del mercado, sí que resulta muy práctico e higiénico. El bote airless preserva el contenido a la perfección. A esto último también ayuda que el material sea opaco, porque así los rayos de luz no dañan el interior. Mientras, el dispensador previene el desperdicio, porque nos ayuda a extraer la cantidad necesaria en cada ocasión.

Como su tamaño es bastante adecuado, lo puedes guardar en cualquier parte y también llevarlo encima en el bolso, por si quieres refrescarte durante alguna salida o llevártelo de vacaciones.

Luego su relación calidad/precio es estupenda, porque aunque los 19,90€ que vale pueden parecer demasiado, no hay que perder de vista que el envase contiene 150 ml que duran bastante y consiguen buenos resultados, como vamos a ver en el último apartado.

Mi valoración definitiva

Una vez llegado a este último punto, imagino que te habrá quedado claro que este cosmético tiene muchos beneficios, porque tiene un triple efecto, pues consigue limpiar, hidratar y tonificar en una única pasada.

Vamos, que es un estupendo desmaquillante que tiene las ventajas de cualquier agua micelar y otras más, ya que al mismo tiempo que te deja el cutis libre de suciedad, ayuda a hacer frente al acné, al exceso de sebo y a la sequedad que sufre la piel en verano.

Lo primero que he notado es que refresca muchísimo, pues se lleva todo el sudor en un momentito y luego se queda el rostro sin brillos, terso y bastante suave. Como la textura es suave y el aroma casi imperceptible, resulta muy placentero de aplicar.

A diferencia de lo que ha ocurrido otras veces, no aporta grasa ni deja una sensación pegajosa en la piel, por lo que es adecuado para quienes tenemos exceso de grasa. Tampoco te generará ningún problema si eres sensible, porque no escuece ni aunque la pases por pequeñas heridas.

Es decir, que se nota que su formulación es natural y que el agua micelar de Nezeni Cosmetics es de calidad. Por ello, no dudaría en recomendarla, ya que en mi opinión es la mejor manera de cuidar el rostro y mantenerlo en perfecto estado hasta en estos meses de clima extremo.