CaraCuerpo

Conoce el ácido hialurónico vegano

Por mucho que el ácido hialurónico sea un nombre que nos suene a quienes nos apasiona la cosmética, su alternativa vegana sigue siendo todavía una gran desconocida. Pero hoy vengo a ponerle solución a esto.

Al final, cada vez más personas apuestan por un consumo ético y responsable, lo que en muchos casos conlleva priorizar aquellos productos que no tengan compuestos de origen animal ni hayan sido testados en estos seres vivos.

Ya sea por la lucha contra el cambio climático o por razones animalistas, la realidad es que el veganismo está en alza y es evidente que ha llegado para quedarse. Por suerte, cada vez es más sencillo encontrar productos que se adapten a este estilo de vida.

Es el caso también del compuesto del que voy a hablar hoy, un elemento vital para mantener en un estado óptimo la dermis gracias a que conserva su nutrición, como veremos a continuación.

Principales características

Por supuesto, lo primero que tenemos que analizar es qué es en realidad este elemento, también conocido como HA, pues solo de esta forma entenderemos su importancia a la hora de cuidar la piel y de hacer que luzca sana y bonita.

Un punto clave es que se trata ni más ni menos de un compuesto (formado por una cadena lineal de polisacáridos) que se genera y encuentra de forma natural en ella, tanto en la nuestra como en la de los animales.

La función de este glicosaminoglicano es la de mantener la humedad en los tejidos y evitar que estos se resequen, lo que los llevaría a perder elasticidad y firmeza. Por tanto, es estupendo para frenar el deterioro de la piel.

Es decir, que es un excelente humectante que mantiene la dermis nutrida en todo momento y que, a su vez, incrementa la propia producción de colágeno del organismo.

Sin embargo, con el paso de los años la cantidad en la que aparece en nuestra dermis decrece, haciendo como consecuencia que esta pierda firmeza, se arrugue y, en general, presente un aspecto envejecido y desmejorado.

Por tanto, mantener unos porcentajes elevados de ácido hialurónico que presente unas buenas propiedades fisicoquímicas y biológicas nos ayudará a conservar la juventud y el aspecto saludable de nuestra piel durante más tiempo.

En qué se diferencia el vegano

Como ya he comentado, este compuesto se encuentra en la piel de los seres vivos. Por eso, muchos productos los extraen directamente de los animales, normalmente de las aletas de los tiburones o de las crestas de los gallos. Pero, entonces, ¿cómo se consigue de manera vegana?

A través de las plantas en un proceso biotecnológico que consiste en fermentarlas a través, por ejemplo, de semillas de maíz o de trigo. Gracias a este innovador tratamiento se extrae ácido hialurónico que es completamente natural y eficaz, pero sin que haya animales afectados de por medio.

Es decir, que sus funciones y utilidades son las mismas (retener el agua en la dermis para que así se mantenga flexible y firme, fundamentalmente), solo que el método por el que se obtiene es 100% vegano.

Lo único que tenemos que tener en cuenta es que si su peso molecular es bajo, logrará penetrar más a fondo en las capas de la piel, mejorando su textura desde el interior, aumentando su grosor natural y evitando que se quede deshidratada o que nazcan arrugas.

Por su parte, aquel de alto peso molecular hidrata con un efecto que se prolonga más en el tiempo y que deja el cutis más suave, sedoso y elástico, sin por eso añadir una sensación de pesadez.

Cómo puedes utilizarlo

La mejor manera de aprovechar sus beneficios es confiar en cosméticos profesionales que lo incluyan entre sus ingredientes principales. De esta manera lograrás grandes resultados en menos tiempo.

Simplemente debes ser constante en su uso y seguir las instrucciones del envase, así como unas sencillas pautas, que son: aplicarlos sobre la piel previamente limpia y seca y masajear ejerciendo una presión cuando extiendas el producto.

Así evitarás tanto extender la suciedad como que pierda eficacia a la vez que logras que se asimile mejor. Por si esto fuera poco, reactivas la circulación, de modo que el flujo sanguíneo pueda llevar los nutrientes necesarios a toda la dermis.

Además, es mejor que leas bien la formulación y que huyas del exceso de conservantes, de parabenos e irritantes. Ahora te ayudaré dándote algunas grandes alternativas, en especial centradas en el rostro, que es la zona que envejece más prematuramente.

Los tres mejores producto del momento

El mercado cosmético es tan grande y cuenta con una oferta tan amplia que resulta fácil perderse entre sus cientos y cientos de productos, hasta el punto de que muchas veces no resulta sencillo saber qué elegir o en dónde invertir nuestro dinero.

Para ponerte las cosas un poco más cómodas, te traigo una selección de los tres mejores productos con ácido hialurónico completamente vegano con los que puedes hacerte en la actualidad.

Ojalá este recopilatorio te sirva en caso de que estés pensando en darle una oportunidad al interesante compuesto que hemos analizado o, incluso, por si te apetece hacerte un regalo de Reyes de última hora. ¡Seguro que te lo has ganado!

Crema facial hidratante y nutritiva de Kooch

Para empezar, nos encontramos con una crema que, con su textura cremosa (valga la redundancia) consigue nutrir nuestro rostro sin añadirle ni un ápice de grasa. Se trata ni más ni menos que del producto de Kooch que encontramos dentro de la gama Amen.

Los efectos que consigue son posibles porque, más allá de contar con ácido hialurónico de alto peso molecular, tiene extracto de drago y aceite de sacha inchi entre sus ingredientes principales, los cuales proceden en su mayoría de la agricultura ecológica.

Es interesante, además, que se trata de un producto de origen gallego que apuesta por la sostenibilidad y por cuidar el medioambiente. Esto se aprecia no solo en su formulación, sino en su packaging, con un envase tradicional de cristal… y madera, en el que el plástico no tiene cabida.

También es llamativa su aspecto, que aunque parece algo pringoso y aceitoso, luego se extiende sin problemas, se absorbe estupendamente y no deja sensación grasa o molestos brillos, ni siquiera en áreas clave como la frente, la nariz o la barbilla.

La cantidad de 50ml la considero adecuada, mientras que el único problema que le encuentro es que el envase sea translúcido y de rosca, pero si vas con cuidado de que no se contamine, no hay problema. Además, su precio no está mal, pues cuesta unos 34€ el bote.

Green Vitamin Concentrate Serum

De la mano de Freshly Cosmetics encontramos este producto de textura muy líquida y ligera que sirve para hidratar y volver más terso el rostro. Al tratarse de un serum, sus principios están más concentrados y, por tanto, son más eficaces.

También por este motivo el frasco es más pequeño y caro (35€ por 30 ml), ya que solo tendrás que utilizar unas gotitas en cada aplicación. Una gran ventaja es que estas se absorben realmente rápido y luego no dejan restos grasos.

Para apreciar sus resultados, solo tienes que combinarlo con tu crema hidratante facial y emplearlo al comienzo de tu rutina, tanto por las mañanas como por las noches. Es verdad que se agota rápido, pero por sus resultados es posible que te merezca la pena.

Gracias a que el 99% de sus compuestos son naturales, es apta para todo tipo de dermis. Encima, por su elevada concentración en vitamina C natural, restaura y cuida la piel. Además cuenta con ciruela kakadu, brócoli y ginseng, cuya combinación mejora la síntesis de colágeno.

Por todo esto, mejora el estado de la piel. A su vez, es interesante que su envase sea de vidrio y que su formulación es apta para embarazadas, aunque por otro lado cuenta con fragancia añadida, lo cual puede ser demasiado abrasivo para quienes padezcan problemas de dermatitis.

Serum vegano de Florence Bio Cosmesi

Con el objetivo de cerrar esta trilogía tenemos otro producto que en un 98% es de origen, no solo vegetal, sino también orgánico, lo cual es estupendo si te importa cuidar el ecosistema a la vez que tu propia piel.

De nuevo, la vitamina C se combina con el ácido hialurónico para conseguir grandes cambios. Junto a ellas están también aceite de jojoba, un poderoso humectante, y aloe vera, con múltiples beneficios a la hora de proteger, cuidar y renovar la dermis.

Por todo esto, regenera las zonas dañadas, la revitaliza, corrige las cicatrices (hasta esas provocadas por el sol), reduce las manchas y las rojeces, disminuye las señales del envejecimiento, revitaliza, tonifica, nutre a fondo y, en definitiva, sanea y rejuvenece en su totalidad.

En este caso concreto, lo ideal es aplicarlo por la noche (aunque también puedes hacerlo por la mañana), para que repare la dermis mientras tú descansas.

Una vez más, no me gusta que el bote sea translúcido, pero su envase es bastante práctico, en especial su dispensador y, lo que es mejor, viene con 60 ml con lo que podrás hacerte por menos de 17€.

Para terminar, solo me queda decirte que espero que te haya sido útil este artículo y que gracias a él hayas resuelto algunas de tus dudas (sino todas) sobre este producto, que es igual de útil a pesar de que su origen no sea de procedencia animal.

Ojalá después de haber leído mis palabras te animes a darle una oportunidad al ácido hialurónico vegano, pues cuando lo descubras y veas los resultados que consigue en tu cutis, seguro que ya no quieres usar otra cosa.