Cuerpo

Mi opinión de la crema anticelulítica Astor Shock

astor shock crema anticelulitica

En mi empeño por conseguir una buena crema anticelulítica que me ayude a tonificar todo el cuerpo, he llegado hasta Astor Shock, un producto del que solo había oído hablar en algunas reseñas online. Si a ti tampoco te suena y quieres descubrir si es interesante, ¡sigue leyendo!

Pero antes me gustaría recomendarte el producto que de verdad me ha salvado: el gel anticelulítico de Akento, más abajo te cuento.

Desde la cuarentena me he aficionado más que nunca a probar los productos más llamativos del mercado hasta dar con el mejor.

Por lo que, para preparar mi cuerpo de cara a las Navidades, quería encontrar algo nuevo que me ayudara a ponerle freno de una vez por todas a la piel de naranja.

Te recomendamos: Las mejores cremas anticelulíticas

Lo que he ido aprendiendo durante las semanas que he estado utilizando este cosmético, así como los cambios que he notado en mi dermis y mi valoración final es precisamente de lo que vengo a hablarte hoy, con la esperanza de que encuentres de ayuda mi reseña.

Astor Shock: Las características de su formulación

Como posiblemente ya sepas, la celulitis es una de las afecciones de la piel más complicadas de tratar. De hecho, hay diferentes tipos según la etapa en la que se encuentre.

Aunque se trata de un problema meramente estético, las presiones por alcanzar un cierto ideal de belleza nos lleva a muchas mujeres a sentirnos incómodas cuando aparecen estos hoyuelos.

Por eso, lo primero que quiero dejar claro es que se trata de algo completamente natural y que, además, es muy frecuente. Vamos, que no debes avergonzarte de ellos ni intentar ocultarlos. Pero, en la misma línea, tampoco tienes que sentirte mal si quieres acabar con ellos.

Te interesa: Guía para eliminar rápidamente la piel de naranja

Estás en todo tu derecho de modificar tu cuerpo a tu gusto, por lo que es lógico que quieras recurrir a cosméticos que te ayuden a tonificar y unificar tu dermis.

Eso sí, no debes perder de vista que de poco te servirán salvo que las combines con una dieta equilibrada y algo de ejercicio regular.

Con todo esto en mente, y teniendo claro que ningún producto hará milagros, lo siguiente en lo que debes fijarte a la hora de elegir una crema es en su fórmula, ya que los ingredientes que aparezcan en ella, al igual que su posición en el listado, nos indicarán si es eficaz contra este problema.

En un primer momento me pareció interesante que se promocione como un gel con doble acción lipoescultora. Esto quiere decir que ayuda a acabar con la piel de naranja al mismo tiempo que reduce unos centímetros, consiguiendo una figura esculpida. Suena bien, ¿verdad?

Si esto es posible es gracias a la combinación de ingredientes, entre los que encontramos centella asiática (tonifica el cuerpo, dándole firmeza), cafeína (potencia los resultados reductores) y glicerina (un excelente humectante que te dejará la piel elástica y nutrida).

Gracias a ellos, se supone que logra dejar el cuerpo firme, libre de imperfecciones y sin esos molestos cúmulos adiposos que le dan un aspecto poco uniforme e hinchado.

Por tanto, prometía ser todo lo que estaba buscando para estar preparada para las fiestas navideñas.

Tienes que leer: Ventosas para eliminar la celulitis ¿funcionan?

Textura en gel y aroma

Dos elementos que van muy de la mano, ya que los apreciamos de forma paralela y son los que harán, queramos o no, que un producto nos resulte más o menos agradable de utilizar.

En mi caso, como odio las cremas demasiado densas o que me dejan una sensación pesada después, estoy contenta con la textura del producto de Astor Shock, ya que al ser más parecido a un gel, se extiende sin demasiadas complicaciones y se absorbe en cuestión de segundos.

Al aplicarla, se nota una sensación de frío. La verdad es que ahora en invierno no es algo que me apetezca sentir, por lo que imagino que en verano será una experiencia más placentera. Eso sí, es beneficiosa para activar la circulación.

Por otro lado, su perfume es bastante suave y no me desagrada.

La verdad es que no soy especialmente tiquismiquis con los aromas, aunque siempre prefiero aquellos que no tienen olor añadido, por lo que en ese punto me gusta que la sutil fragancia se desvanezca en poco rato.

No te pierdas: Remedios caseros para tratar la piel de naranja

Un cómodo método de empleo

En este punto, la crema anticelulítica de Astor Shock también cumple su cometido, ya que resulta cómoda de aplicar y la manera de utilizarla es la habitual con este tipo de productos.

Es decir, que lo mejor es que la utilices después de la ducha, para que penetre mejor aprovechando la humedad que todavía queda en la piel y así sea más eficaz.

De todas maneras, como esto no siempre es posible, lo ideal es que la apliques en al menos una ocasión (en ese caso, yo optaría por la noche, para que actúe mientras tú descansas), aunque tampoco está de más usarla una vez por la mañana y otra antes de dormir.

Para que actúe con más fuerza, lo ideal es que la apliques mediante un masaje de movimientos circulares y ascendentes, en los que realices una ligera presión.

Además de dejar una sensación muy agradable, esta técnica mejora la circulación sanguínea y estimula el sistema linfático para que pueda eliminar el exceso de líquidos.

También es beneficioso que incidas en aquellos puntos clave en los que tengas más celulitis o una mayor tendencia a que aparezca, como suelen ser los brazos, el abdomen, los glúteos, la cadera y los muslos.

Formato y precio

Su packaging tampoco esconde demasiados secretos. Es muy simplón y personalmente no lo encuentro demasiado bonito. Su tono azul verdoso no me entra por los ojos y el diseño general no me convencen.

Sin embargo, eso no es lo primordial, pues valoro más que el bote sea opaco (de manera que los rayos del sol no sean capaces de dañar el contenido) y que cuente con un dispensador que ayude a evitar la contaminación y el desperdicio.

Prima lo práctico a lo estético, de modo que su envase es muy útil e higiénico. La cantidad que contiene tampoco está mal, aunque la verdad es que se agota muy rápido, más de lo que debería para tratarse de un producto que cuesta entre 15€ y 30€.

Precisamente sobre este tema es interesante pararnos a mencionar que, por desgracia, en estos momentos es un producto complicado de encontrar.

Ya me lo habían avisado las reseñas que había leído online, pero nunca imaginé que fuese a ser tan difícil.

No es solo que no sea fácil dar con ella en webs de compra online como Amazon, es que tampoco es sencillo encontrar una caja en las grandes superficies comerciales.

En mi caso tuve suerte y una amiga me la consiguió en una pequeña droguería de su barrio, porque en el mío no hubo manera.

Crema anticelulítica Astor Shock: Mi valoración personal

Por último, llegamos al bloque más importante de todos, en el que te cuento sin reparos lo que me ha parecido el producto tras haber desgranado sus características principales.

En general, estoy contenta con este cosmético, ya que su relación calidad/precio me parece algo cara, aunque aceptable (al menos en mi caso, que me salió por menos de 20€), su envase ayuda a la buena conservación, es cómoda de aplicar y sus resultados no están mal.

Además, otro detalle interesante es que considero que es apta para todo tipo de pieles, puesto que no he notado ninguna reacción adversa o molestia de ningún tipo.

Es cierto que el efecto frío no es lo ideal para estos meses invernales, pero por lo demás no me he topado con inconvenientes.

Casi desde el principio, se aprecia el cuerpo visiblemente nutrido y más suave al tacto. Con el paso de las semanas, la dermis se alisa, se vuelve más firme y los hoyuelos se atenúan un poco.

Es verdad que no ocurre lo mismo con la piel de naranja más arraigada, aunque tampoco esperaba milagros al respecto.

Lo que sí que me ha decepcionado un poco es que confiaba en reducir esos centímetros que la marca promete para poder usar mi vestido festivo favorito, pero no va a ser posible.

Si no fuese tan sumamente difícil de encontrar, es posible que repitiese de toparme con ella a buen precio. Aunque he encontrado un sustituto más que conveniente.

Se trata del gel anticelulítico de Akento, un potente cosmético que hará maravillas con tu piel. No solo hidrata y tonifica, sino que además reduce visiblemente los hoyuelos y reduce centímetros. ¡Y se notan de verdad!

También hemos probado: La versión de Lidl, la crema de ROC, Lipozone, Thiomucase reductor de grasa, y el Aceite Body Sculptor de Alquimia.

La crema anticelulítica Astor Shock no me ha enamorado, pero por todo lo que hemos visto, considero que es un cosmético más que decente. Aunque me quedo con su alternativa.