Cuerpo

Akento Piel atópica ¿Funciona? Te cuento mi opinión

akento piel atopica

Entre la irrupción del frío, el uso constante de geles hidroalcohólicos y el estrés, tengo la piel descamada y sufro de picores. Eso me ha llevado a buscar una buena crema para piel atópica, y así es cómo he acabado probando la de Akento Cosmetics.

Después de haber usado diversos productos de esta marca en los últimos años, estaba tan contenta con los resultados obtenidos siempre y con su formulación natural que me parecía la mejor alternativa, ya que además su precio es bastante asequible.

Con el objetivo de frenar los efectos de la dermatitis y de devolver a mi piel a su estado óptimo, libre de molestias y rojeces, he estado unas cuantas semanas usando este cosmético, con la esperanza de ver si así conseguía lo que buscaba.

No te pierdas: Las mejores cremas para la piel atópica

Si lo he conseguido o no, junto a mis impresiones detalladas y honestas, es precisamente de lo que vengo a hablarte en este artículo.

Por tanto, si estás pensando hacerte con esta crema u otra similar para paliar los eczemas, solo tienes que seguir leyendo para descubrir si merece la pena.

Akento Piel Atópica: Fórmula eficaz y natural

En lo primero en lo que me fijo cuando compro cualquier producto de higiene o cosmética es en sus ingredientes, ya que los compuestos que aparecen y las cantidades en las que lo hacen son los que determinan la eficacia final, así como sus posibles contraindicaciones.

Eso es lo que me ha llevado a confiar desde el comienzo en Akento, ya que es una marca que en todo momento ha apostado por tener una formulación natural, testada dermatológicamente y completamente segura para todo tipo de pieles.

Además, no incluye sustancias nocivas, como son los alcoholes, los irritantes o los parabenos, que resultan especialmente dañinos en el caso de pieles atópicas como las nuestras.

En la misma línea, apenas cuenta con conservantes, lo que tiene muchas ventajas. La más importante es que evita que se produzca el temido efecto combinado.

Si no sabes lo que es, te lo explico brevemente: se trata de la acumulación en nuestra dermis de sustancias perjudiciales que provienen de los diferentes cosméticos que hemos ido usando de forma prolongada en el tiempo, y que podría ser bastante contraproducente a largo plazo.

Como resultado de estos puntos clave, la crema actúa con eficacia pero con mimo.

Vamos, que conseguirá devolverle la elasticidad y acabar con las molestias sin generan por el camino reacciones alérgicas o más picores, como ocurre con otros productos.

No solo eso, puesto que además cuenta con unos principios activos repletos de beneficios para la piel.

  • El aceite de jojoba es un excelente humectante que evita la pérdida de agua y aumenta la flexibilidad sin aportar ni una gota de aceite por el camino.
  • El Emulium® Mellifera es un emulsionante de origen natural que sirve para tonificar, suavizar y nutrir la dermis, de manera que luzca mucho más sana y luminosa. Al mismo tiempo, calma la irritación, regula la sensibilidad cutánea y protege la zona frente a la contaminación.
  • El Biogaline G es otro aceite, en este caso refinado, que se extrae de la semilla de granada y se emplea para inhibir los radicales libres. Gracias a esto, consigue a su vez contrarrestar la oxidación celular diaria y reconstruir la capa más superficial de la piel.
  • El Gatuline Skin Repair Bio, una sustancia certificada por ECOCERT que sirve para reparar hasta la dermis dañada o en mal estado gracias a que su acción estimula la síntesis del colágeno de nuestro organismo, acelera el proceso de cicatrización y tiene grandes propiedades rejuvenecedoras.

ingredientes akento piel atopica

Es decir, que con esta excelente mezcla logra una acción combinada capaz de nutrir la piel desde el interior -ya que llega hasta las capas más profundas-, lo que a su vez permite reconstituir la barrera lipídica cutánea, que es esencial para proteger la dermis de los factores externos.

Como resultado, nuestro cutis queda defendido frente a las amenazas, libre de sustancias nocivas, repleto de hidratación y mucho más sano, brillante, joven, sedoso y bonito.

Todo lo que debes saber sobre su método de empleo

Seguro que a ti también te ha pasado: te compras un producto entusiasmada y descubres con fastidio que no resulta fácil de aplicar, que sus resultados tardan en apreciarse o que ni siquiera sabes por dónde comenzar a usarlo.

No te preocupes, porque nada de eso te ocurrirá con la crema para piel atópica de Akento Cosmetics.

Más allá de lo sencilla que resulta de extender, es muy cómoda de emplear en cualquier momento del día y desde la primera aplicación sentirás su acción calmante.

Este último punto es una de las cosas que más me han gustado y que me animaron a seguir usándola, ya que en pocos días los picores disminuyeron drásticamente y las rojeces, la inflamación y otras molestias fueron desapareciendo de forma paulatina.

Como además el efecto que proporciona se prolonga durante bastantes horas, si la empleas una vez por la mañana y otra por la noche podrás aguantar prácticamente el resto de la jornada sin tener que luchar por no andar rascándote.

Eso sí, durante brotes especialmente duros o en zonas más delicadas, vuelve a aplicar la crema todas las veces que consideres necesarias.

Al no tener contraindicaciones o riesgos, tampoco tendrás nada de lo que preocuparte.

Lo único que debes tener en mente es que es importante que sigas unas sencillas pautas antes de echarla, para evitar que sus grandes resultados se echen a perder -o no se aprecien por completo- por culpa de un mal uso.

Es importante que la uses solo sobre la piel previamente limpia y seca. Si es después de la ducha, mejor que mejor, ya que al estar la dermis todavía algo húmeda, el producto penetrará mejor en ella y, por tanto, será más eficaz.

De todas formas, con que no haya partículas de suciedad, será suficiente.

A continuación, extrae una pequeña cantidad y comienza a extenderla con las yemas de los dedos, intentando que la capa sea uniforme y sin dejarte por cubrir ninguna de las zonas más afectadas.

Realiza una ligera presión -suficiente como para que se note, pero sin que llegue a hacerte daño- y haz amplios movimientos circulares, que cada vez se vuelvan más cerrados.

Sé que esto puede sonar a una tontería, pero -más allá de proporcionar un masaje muy agradable- fomenta que la piel asimile mejor y más rápido el producto al mismo tiempo que se reactiva la circulación, de manera que la sangre pueda aportar a la dermis todos los nutrientes que necesita.

Por último, ya solo tendrás que esperar unos segundos a que la crema acabe de absorberse.

Como su textura es muy ligera -así como sedosa, fresca y agradable- no tardará mucho y, lo que es más importante, no dejará una sensación de pesadez ni molestos brillos.

Lo único que sentirás es cómo los picores desaparecen en un santiamén y una impresionante nutrición en cuestión de apenas unos minutos.

Los beneficios de su envasado y de un económico precio

A continuación -y antes de pasar a mi review personal- quiero que nos paremos un momento a ver un elemento importante al que no siempre le damos el valor que merece. El envasado.

Suele ser habitual que nos fijemos en el packaging, sobre todo por cuestiones estéticas (no hay nada de lo que avergonzarse, es normal que sea lo primero que capte nuestra mirada), pero hay otros detalles de los que conviene percatarse.

En este caso reconozco que el bote no me parece especialmente bonito (pero porque me gustan más los recargados o muy coloridos), pero al menos es discreto y tampoco va a quedar mal en tu estante de cosméticos.

De todas formas, lo vital no es eso. Como su bote no es transparente, sino opaco, el contenido queda bien protegido frente a los nocivos rayos del sol, de manera que no se deteriorará por este motivo en ningún momento.

A su vez, cuenta con un cómodo dispensador que nos permite extraer justo la cantidad necesaria en cada aplicación, por lo que evitamos el desperdicio y también contaminar la crema por culpa de introducir nuestras manos directamente en el envase.

Es decir, que nos encontramos con un formato altamente higiénico de fácil conservación.

Por si fuera poco, contiene 100 ml, una cantidad que no está nada mal si valoramos lo mucho que cunde (como se extiende sin problema, no es necesaria una dosis demasiado grande en cada aplicación) y el dinero por el que nos sale.

Y es que por una cifra que ronda los 12€ puedes comprar en su página web uno de sus botes, de modo que la relación calidad/precio es más que adecuada, como te explicaré mejor a continuación.

Mi experiencia con Akento Piel Atópica: ¿de verdad te la recomiendo?

Después de haber analizado los elementos clave que hacen tan interesante a este producto, ha llegado el momento de hablar de aquello que más estabas esperando: un análisis de los resultados que ofrece.

Como ya te he comentado, he estado varios meses usando la crema a diario. Precisamente lo que más he notado en este tiempo es la importancia de ser constante en el uso, sin excepciones.

Al principio, cuando la dermatitis no estaba en todo su punto álgido, reconozco que había días que solo me daba una dosis, pensando que era suficiente.

Es cierto que notaba la piel calmada y suave, pero a la mañana siguiente volvía a estar algo seca.

Sin embargo, en cuanto he seguido a rajatabla el método de empleo que te he comentado en uno de los puntos anteriores, este tacto sedoso y su profunda hidratación se mantenían sin problema a lo largo del tiempo.

Lo primero que se aprecia es una sensación refrescante y cómo los picores disminuyen desde el momento justo en que el producto entra en contacto con la piel, lo que me causa muchísimo alivio.

Por eso me resulta muy cómoda y placentera de aplicar, además de que me encanta el hecho de que no cuente con perfume añadido, algo que por desgracia no suele ser lo habitual.

Después de comenzar a utilizar, en tan solo unos cuantos días, la nutrición se mantiene durante más rato y los eczemas comienzan a desaparecer, dejando en su lugar una dermis renovada y mucho más suave.

Aunque lo más importante es que, en relativamente poco tiempo, la sequedad extrema y las ganas de rascar desaparecen, por lo que resulta más fácil que nunca hacer vida normal y evitar las heridas y rojeces.

Por tanto, si quieres eliminar la tirantez y hacer que tu piel vuelva a lucir sana, tersa, luminosa, hidratada y bonita, esta es sin duda una gran alternativa, pues a su vez cuida detalles tan importantes como la fórmula, el precio y el envasado.

Por todo esto, no puedo más que recomendarte la crema para piel atópica de Akento Cosmetics, pues más allá de cumplir con todo lo que promete, logra mucho más y en un tiempo récord.