Cara

Desmaquillante facial de Mercadona: mi experiencia

Cuando una amiga me recomendó el desmaquillante facial de Mercadona, pensaba que sería más fácil conseguir este producto en concreto. Mi experiencia ha sido un poquito más compleja, y eso es lo que vengo a contarte hoy, por si te puede ser de ayuda.

Resulta que Deliplus tiene una gama tan amplia de cosméticos de marca propia que resulta difícil encontrar su limpiador cuando la realidad es que no tiene uno solo. Por eso, lo que decidí fue crear mi propia rutina para eliminar la suciedad del rostro a base de sus alternativas.

Las opciones que he elegido son las que creía que mejor se iban a adaptar a las características concretas de mi dermis, pero también las que más me han llamado la atención por las razones que vamos a ir viendo y analizando a continuación.

Por si acaso no te convence, o prefieres optar por un producto de más calidad, al final te voy a contar por qué el agua micelar de Nezeni Cosmetics es mi alternativa favorita. En cualquier caso, recuerda que una buena limpieza diaria es esencial para mantener en perfecto estado el cutis.

Mi rutina desmaquillante de Deliplus

Para maquillajes muy complejos o para lograr mejores resultados, una limpieza en dos pasos es muy buena idea. Por eso, y porque quería probar varias de las opciones de la marca de supermercados valencianos, elegí dos alternativas complementarias.

Es decir, que las puedes utilizar de seguido sin ningún problema, porque no hay contraindicaciones ni riesgos de ningún tipo. Al contrario, porque te ayudarán a dejar el cutis libre de partículas de suciedad y de los restos del maquillaje que hayas utilizado.

Además, como sus precios son tan bajos, seguro que tú también te puedes permitir ambas sin tener que rascarte demasiado el bolsillo. Por tanto, vamos a ver cómo son sus composiciones, cuáles son sus características esenciales y qué resultados te ofrecen para que valores si te merece la pena o no.

La leche limpiadora facial hidratante de Mercadona

Comenzamos por el producto más denso de los dos, pues se trata de una leche limpiadora clásica, cuya textura remite precisamente al alimento del cual recibe su nombre. Esto también tiene que ver con su contenido graso, que ayuda a diluir el maquillaje sin ser agresivo con la dermis.

Gracias a todo esto, se trata de un imprescindible de muchas rutinas faciales, aunque yo lo recomiendo sobre todo para retirar el maquillaje más intenso. Pero veamos más a fondo sus características principales antes de darte mi opinión.

Lo primero es analizar la fórmula, como no podría ser de otra manera. De entrada, me gusta su alto contenido en glicerina, porque resulta muy humectante. Pero también quiero destacar el extracto de manzanilla, que suaviza, tonifica y mejora el estado general de la piel.

También cuenta con activos naturales tan interesantes como las vitaminas E y B5, que son grandes calmantes e hidratantes que ayudan a proteger la dermis de las agresiones de los elementos externos.

Sin embargo, también hay detalles que no me hacen demasiado gracia, como que cuenta con perfume añadido (por lo cual puede llegar a irritar a quienes son muy sensibles) y la vaselina, que al fin y al cabo es un derivado del petróleo.

Si nos centramos en su packaging, es bastante simplón y creo que ni destaca por práctico ni por sus cualidades para conservar el producto. Ojo, porque esto no quita que su fecha de caducidad sea de hasta 12 meses, que no está nada mal.

Pero lo más llamativo, sin ninguna duda, es su increíble precio, porque puedes conseguir un envase con 400 ml por ¡menos de 3€! Es decir, que es una completa ganga, como podíamos esperar de las opciones propias de Mercadona.

Su método de empleo

A la hora de utilizar la leche no tendrás demasiadas complicaciones, solo tienes que echar una pequeña dosis en un algodón y luego aplicarlo sobre tu cutis, sin olvidar limpiar también el cuello y la zona del escote.

Utiliza movimientos circulares ligeros y realiza una ligera presión, pero nunca llegues a frotar, porque podrías llegar a hacerte daño, además de que al final solo conseguirías extender los restos de maquillaje de un lado hacia otro.

Si tienes zonas más maquilladas, es posible que necesites utilizar otro algodón en ella, sobre todo si estamos hablando de los párpados. Ve de dentro hacia afuera y cambia el disco cuando esté demasiado sucio. Luego, puedes terminar tu rutina con un agua micelar de las que veremos ahora.

Mi valoración personal

No hay ninguna duda de que esta opción tiene elementos muy interesantes, y otros un poco más cuestionables. Más allá de su precio, una de las cosas que más me ha gustado es su textura sedosa y muy cómoda de aplicar, y también que mi rostro queda suavito después del uso.

Por otro lado, ciertos elementos de su composición no me convencen, pues aunque nutre ligeramente la piel, puede llegar a picar un poquito en aquellas zonas más sensibles, en especial si padeces problemas de dermatitis de antemano.

A pesar de todo, se supone que es una opción adecuada a cualquier tipo de dermis, porque no contiene nada especialmente peligroso y encima ha sido testado dermatológicamente. Eso sí, aporta un poco de sebo, por lo que no te lo recomendaría si tienes la piel demasiado grasa.

Si hablamos de sus resultados, en general consigue quitar el maquillaje con facilidad. Al menos, el normal, porque con aquel waterproof o más resistente no puede, desde luego no de una única pasada. Por tanto, ten esto muy presente antes de tomar una decisión.

Agua micelar Dermik de Mercadona

Para retirar el maquillaje más ligero o terminar de conseguir un rostro libre de imperfecciones, nada mejor que un agua micelar, porque es suave y muy potente gracias a sus micelas, que eliminan por completo las partículas de suciedad.

En el caso que nos ocupa, Deliplus opta por un INCI muy básico, para bien y para mal. Esto significa que tiene activos naturales muy interesantes, como, de nuevo, la glicerina, pero también el extracto de aloe, que aporta una suave nutrición y sensación de calma.

Complementan la formulación activos como la betaína y la manzanilla, que más allá de ser humectantes, funcionan como regeneradores, antiinflamatorios y reestructurantes, por lo que ayudan a recuperar los tejidos cutáneos y a mantener el correcto pH de la piel.

También es verdad que hay otros elementos que pueden contener restos de tóxicos. Por ello, aunque en teoría es un cosmético hipoalergénico que también ha sido testado dermatológicamente, creo que si eres muy sensible deberías primero probarlo en una zona muy pequeña.

Por último, a este envase le ocurre lo mismo que al anterior, solo que su plástico por algún motivo me parece todavía más endeble. En cualquier caso, contiene una gran cantidad, ya que viene con 395 ml, pero es que encima no cuesta ni 4€, por lo que vuelve a ser una ganga.

Su método de empleo

En esta ocasión no tengo demasiado que explicar, porque la forma de utilizarlo es prácticamente igual a la anterior. Solo tienes que hacerte con un buen disco desmaquillante, ir poco a poco y realizar movimientos circulares.

Simplemente ten presente que, si tu sombra de ojos es muy intensa, puedes colocar dos algodones humedecidos con agua micelar sobre los párpados y dejar que actúe durante unos minutos, para que deshaga el maquillaje un poco y salga con más facilidad cuando lo retires.

Mi valoración personal

Por norma general, soy bastante fan del agua micelar por su textura ligera y los grandes resultados que suele ofrecer a la hora de limpiar la piel. Por eso tenía mucha curiosidad por ver qué me podía ofrecer Deliplus en este sentido.

Lo que me he encontrado es más o menos lo que esperaba: una alternativa a la altura de su asequible precio. Es decir, que retira el maquillaje y las partículas de suciedad de forma bastante eficaz si tenemos en cuenta que, por ese dinero, no podemos encontrar ingredientes de calidad.

Lo que sí que me ha gustado es que no tiene aroma añadido y que es cómoda de aplicar, aunque su textura jabonosa hace que requieras mucho producto cada vez y que, a veces, se quede una sensación un poco pesada en la cara tras haberla usado.

En definitiva, dado que no logra acabar por completo con los restos de maquillaje, sobre todo si son resistentes al agua, lo recomiendo más como un complemento o como una opción que tener a mano cuando no te puedes permitir gastar más.

Mi recomendación estrella: el agua micelar de Nezeni Cosmetics

En caso de que te puedas permitir gastar un poquito más de dinero, quiero presentarte esta excelente alternativa. Aunque cuesta cerca de 20€, creo que merece la pena hacer la inversión, porque sus resultados son excelentes y el producto es muy duradero.

Adoro su formulación mejorada cuenta con elementos de mejor calidad y es completamente natural. A su vez, es adecuada hasta para las dermis más sensibles, porque tampoco cuenta con alcoholes, parabenos o sustancias irritantes.

Usarla no será un problema, porque es muy ligera y la textura resulta muy suave, de modo que no deja brillos ni el rostro pegajoso. Encima, sus efectos se notan de inmediato, porque todo el maquillaje sale prácticamente de una sola pasada.

Apenas tendrá que estar unos segundos en contacto con tu piel para acabar con hasta las sombras más persistentes, además de con todas las partículas de suciedad que hayas acumulado. Encima, con el paso del tiempo, verás como el aspecto y la salud general de tu cutis mejoran.

Tampoco está nada mal su envase, que sin duda es mucho más práctico e higiénico, pues es opaco y cuenta con uno de los dispensadores más cómodos que me he encontrado hasta la fecha. Esto te permitirá conservar el cosmético en perfecto estado durante mucho tiempo.

Después de este repaso, ya habrás visto que mi experiencia con el desmaquillante facial de Mercadona ha sido positiva, aunque hay que comprender que por esos precios tan bajos no podemos esperar cosméticos de mucha calidad y tan seguros como los que ofrecen otras marcas, como Nezeni.