CaraCuerpo

Mi opinión del aceite corporal de Mercadona

Los Reyes Magos se han adelantado este año. En concreto, Melchor, fiel a su estilo, me ha traído un poquito de oro… o, al menos, algo similar en forma de cosmético, pues tengo en mi poder el aceite corporal seco 24K Gold de Mercadona, del que vengo a hablarte en esta ocasión.

En realidad, llevo varias semanas haciendo uso del producto de Deliplus, al que hace tiempo que quería ponerle las manos encima dado que había leído cosas muy interesantes al respecto. Encima, como su precio es tan barato, me resultó prácticamente imposible resistir la tentación de comprar un bote a finales de primavera.

Lo hice la primera vez que fui a un supermercado tras el encierro y no lo dudé ni un momento, quería uno antes de que se agotara. El problema, es que parece que desde hace un tiempo ya no está a la venta, por lo que confiemos que vuelva pronto a los estantes.

Creo que después de un año tan extraño, me he portado suficientemente bien como para merecer este pequeño capricho festivo que esta reservando para una ocasión especial, para así poder comprobar por mí misma su capacidad de cuidar la piel. Así que durante las vacaciones decidí probarlo de una vez por todas.

Los resultados que ofrece y lo que me ha parecido en conjunto es lo que veremos a continuación, ya que te detallo mis impresiones a lo largo de los siguientes párrafos.

El poder del oro: todo sobre su fórmula

En los últimos años, parece que el oro se ha convertido en un compuesto muy preciado de la cosmética. Además, lo asociamos inmediatamente al lujo y a un tratamiento exclusivo y, por ello, parece que estamos dispuestas a pagar más por él.

Para romper con este último estereotipo, una vez más nos ponemos en las manos de la marca de supermercados española, capaz de acercar a todos los bolsillos aquellos productos que hasta ahora parecían mucho más restrictivos.

En relación a la composición de este aceite corporal fabricado por RNB Cosmetics, se supone que cuenta con oro coloidal, capaz de aportarle una gran luminosidad a la dermis como resultado de la gran nutrición que ofrece y de su increíble efecto revitalizante.

De esta manera, rejuvenece el rostro, librándolo de arrugas y manchas, a la vez que genera un brillo natural que nada tiene que ver con la sensación que deja el sebo y que, al mismo tiempo, te hará brillar con luz propia.

Sin embargo, al tratarse de un producto tan económico, no tengo tan claro que lo que contiene sea de verdad oro, por mucho que su dosis sea pequeña. Al menos, es completamente seguro, ya que ha sido testado dermatológicamente.

Más allá de esto, nos topamos como compuestos más relevantes con una combinación de cuatro aceites naturales, que son los que le aportan la textura suave y líquida al producto final, de manera que penetre mejor en la piel y, así, consiga mejores resultados.

Para empezar, el aceite de almendras dulces es un gran humectante con propiedades antiinflamatorias, por lo que combinado con la capacidad de curar heridas y de unificar el tono del aceite de rosa mosqueta, es estupendo para calmar las heridas y para recuperar la dermis.

Por su parte, el aceite de argán retrasa el envejecimiento prematuro y el de escualano recupera la flexibilidad perdida y deja una sensación sedosa muy agradable, así que con esta mezcla tu piel estará nutrida, cuidada y bonita las 24 horas del día.

Textura, aroma y comodidad: sobre su método de empleo

Como consecuencia de su interesante fórmula, obtenemos un producto realmente aromático, con un olor floral muy intenso que, a pesar de todo, no resulta molesto, porque se desvanece tan rápido que no da tiempo a que te canses de él.

A su vez, la textura es más ligera que la de una crema tradicional, lo que facilita su aplicación. Aunque tampoco debemos olvidar que se trata de un producto en seco, de manera que no es tan líquido ni acuoso como otras alternativas, pero sí más ligero.

Si hablamos de la manera de aplicar este cosmético, simplemente tendrás que repetir el proceso a diario y hacerlo siempre sobre la piel limpia y seca. En concreto, conviene que tengas el cutis desmaquillado y que también hayas usado también un jabón facial.

De esta forma será más eficaz y conseguirás mejores resultados. Para facilitar el proceso, extrae unas gotitas en las yemas de tus dedos y extiende el aceite con una ligera presión y mediante movimientos suaves y circulares.

Debido a sus características, se absorbe realmente rápido, lo cual es otra de sus grandes ventajas. Encima, gracias a esto, después no deja una sensación pesada, ni restos de grasa o la zona pegajosa, ya que no aporta nada de sebo al rostro.

Desde el envase hasta el precio: un análisis completo

El packaging es sencillo, pero práctico, pues el frasco de cristal evita que utilicemos más plástico de la cuenta, lo que siempre viene bien para ayudar a preservar el planeta y ser un poquito más ecologistas (uno de mis propósitos de año nuevo).

Su diseño es sencillo y agradable, aunque sin ser tampoco especialmente bonito o llamativo. Lo que no me convence es que sea completamente translúcido, ya que eso hace que los rayos del sol sean especialmente nocivos para el contenido.

En mi caso, lo he tenido perfectamente guardado en un armario durante todos estos meses, alejado de la luz y de la humedad, y la verdad es que debo reconocer que se ha mantenido a la perfección.

Respecto a su dispensador, se trata de un dosificador que ofrece una pequeña cantidad cada vez, lo cual es bastante cómodo y, sobre todo, útil para evitar el desperdicio.

Por último, como ya he mencionado varias veces a lo largo del artículo, el precio es tan competitivo que, sin duda, es una de sus grandes bazas. Al fin y al cabo, por tan solo 6,85€ puedes conseguir un envase con 70 ml. Aunque se agota bastante rápido, debido a la cantidad que cuesta, merece la pena.

Mi opinión personal: qué me ha parecido el producto

En general, estoy contenta con el uso que le he dado al producto, porque es bastante cómo de aplicar, resulta muy agradable al tacto y se absorbe tan bien que no te roba demasiado tiempo. En ese sentido, no tengo quejas.

No me ocurre lo mismo con el envase, ya que considero que tiene algunos fallos fácilmente solucionables, aunque al menos estos no resultan especialmente molestos y es fácil pasarlos por alto gracias al resto de sus características.

En cuanto a su textura, al ser un aceite en seco, no deja sensación grasa ni de pesadez, ni siquiera en esas áreas en las que tengo más tendencia a acumular sebo o a que aparezcan granitos, como la frente y la barbilla (porque, sí, yo también lo he usado en el rostro y no solo en el cuerpo).

Pero claro, por desgracia, esto también implica que su poder nutritivo es menor al que ofrecen otros productos similares, que consiguen hidratar la dermis más a fondo.

Por tanto, creo que es más apto para quienes tienen piel grasa que para aquellas más secas, ya que estos últimos tendrán que complementar el tratamiento con una crema hidratante.

En relación al resto de utilidades, es cierto que el cuerpo se queda más suave e incluso sedoso, aunque los efectos no van mucho más allá, la verdad. Ni lo he apreciado más flexible, ni terso, ni unificado… Por lo que lo siento poco práctico.

También se supone que es apto para el cabello, aunque la verdad es que lo he aplicado poco en el pelo, puesto que las primeras veces no noté grandes resultados, simplemente veía cómo mi melena se quedaba más lacia. Así que siento que no merece la pena, salvo que te guste mucho su aroma.

Otro detalle que no conviene pasar por alto es que el frasco es tan pequeño que se agota bastante rápido. Después de tanto tiempo reservándolo para la ocasión adecuada, al final lo he acabado antes de darme cuenta siquiera.

No es que no cunda, porque la verdad es que lo hace más de lo que parece. Pero es que al final hace falta una gran dosis para cubrir el cuerpo por completo, que es lo recomendado para conseguir mantener el cuerpo bien nutrido.

Por todo esto y sin perder de vista que su precio es menor de 7€, creo que el aceite corporal de Mercadona es más interesante como complemento que como producto único. Por todo ello, tampoco lo recomiendo especialmente, así que no te preocupes si resulta imposible de encontrar en tienda.