CuerpoGeneralSalud

Nordic Oil: opinión y mejores productos

En caso de que te interesen los productos de CBD, pero no sepas por dónde comenzar a utilizarlos, es posible que investigando hayas oído hablar de la marca Nordic Oil, de la cual te traigo mi sincera opinión y los que yo considero sus mejores productos, para ponerte las cosas más fáciles.

Antes de nada quiero aclarar que aunque el cannabidiol es un compuesto que proviene del cannabis, se diferencia de otros derivados de esta planta en que no es adictivo ni tiene efectos psicoactivos. Por eso, su uso es seguro, además de muy interesante gracias a sus múltiples beneficios.

Entre sus principales propiedades se encuentra su conocido efecto relajante, su capacidad de hacernos descansar mejor y sus ventajas antibacterianas, antiinflamatorias y anticonvulsionantes. Por tanto, es útil tanto para la piel como para el organismo en general.

Podrás aprovechar más unas ventajas u otras en función de cómo emplees el CBD, pero eso ya lo iremos viendo a medida que analicemos los distintos productos que podemos encontrar de la mano de esta marca danesa, que es muy reconocida dentro del mundillo.

Las características de la marca y sus productos top

El propio nombre de la marca, que significa directamente aceite nórdico, nos da una pista ya de entrada de lo que podremos encontrar: productos de alta gama realizados con aceite de CBD. Además, aunque se producen en Alemania y se distribuyen desde Nimega, los puedes encontrar también en España.

Lo más interesante y lo principal que debes tener en cuenta es que todos sus cosméticos contienen cannabidiol de espectro complejo (que se extrae mediante CO2, lo que nos ofrece un aceite de más calidad) en lugar de aquel extraído mediante procesos químicos, que es menos preciso y más nocivo para el medio ambiente. Es decir, que esta opción es más segura y encima proviene del cultivo ecológico.

Respecto a los formatos, son muy variados, tanto como los métodos de empleo, desde el clásico aceite en gotas hasta cápsulas, pasando por cosméticos de casi todo tipo. Por eso, he intentando seleccionar los que me parecen más interesantes dentro de cada categoría y/o función.

Aceite en gotas de CBD

Esta quizá sea la forma más conocida que adopta el aceite de CBD, porque es muy fácil de utilizar, además de que es muy sencillo controlar las dosis que empleas. Respecto a eso, puedes encontrar el producto en tres concentraciones: del 5% (el adecuado para iniciarse), 15% y 20%.

En todos los casos vienen en frascos de 10ml, que son muy cómodos de almacenar. Encima, su cuentagotas te pone las cosas muy fáciles a la hora de aplicarlo, sobre todo si vas a optar por el uso sublingual (es decir, echar unas gotitas bajo la lengua).

El aceite es completamente vegano y libre de gluten y de conservantes artificiales, además de que viene enriquecido con omega 3 y 6, además de con vitamina E, por lo que se potencian sus resultados beneficiosos.

Por ejemplo, sirve para relajar los músculos (y calmar tanto las agujetas como posibles dolores) y mejorar el estado de la piel, pero también para reducir la ansiedad y calmar las molestias asociadas a la menstruación.

Considero esta una manera sencilla de iniciarse porque es cómoda y además sus efectos se notan rápidamente porque el producto pasa directamente a la sangre, aunque es cierto que su sabor es muy intenso y que puede resultar desagradable, sobre todo si no estás acostumbrado.

Respecto a su precio, el de menor concentración vale 40€ y el mayor 120€, por lo que es algo elevado, aunque es cierto que dura bastante, pues en teoría ofrece hasta 250 gotas.

  • Mi recomendación: El aceite de CBD al 5% con 500mg, que es estupendo para iniciarse y para probar qué tal te funciona este compuesto en un primer momento.

CBD en cápsulas

En esta ocasión, tenemos una alternativa para quienes no soportan el sabor del aceite de cáñamo, pues al tomarlo en cápsulas no notarás prácticamente nada. Simplemente tienes que tragarlas acompañadas de agua, como ocurre con muchos medicamentos.

Como vienen envueltas en una película de gelatina que le da forma y pasan directas al estómago, tardan algo más que las gotas de aceite en hacer efecto, por lo que si quieres calmar dolores o la ansiedad de inmediato no te ayudará tanto, pues tendrás que tener algo que paciencia.

Sin embargo, su reducido tamaño hace que sean fáciles de ingerir, mientras que su fórmula liposomal consigue que se absorban hasta tres veces mejor, de forma que se aprovechen al máximo sus propiedades.

Por lo demás, son aptas para todo el mundo, ya que sus ingredientes añadidos son compuestos naturales como el aceite de oliva, el aceite de comino negro) y la glicerina (aunque, ojo, porque también incluye soja, por lo que cuidado si eres alérgico).

De esta manera que se digieren bien y se consigue unos resultados muy similares a los del aceite a la vez que se neutraliza el sabor, para que no llegue a resultar molesto.

De nuevo, puedes hacerte con cápsulas con distinta concentración, aunque en este caso solo hay dos opciones: del 4% (cápsulas con 6,4mg de cannabidiol) y del 10% (con 16mg por cápsula).

Como solo hay que usar un comprimido al día y en la caja vienen tres blisters de 20 comprimidos
cada uno, tendrás para dos meses completos. Por eso, aunque el precio es elevado (de entre 60 y 80€ más o menos), al menos cunde.

  • Mi recomendación: Las cápsulas con una concentración de 384 mg de CBD, por el mismo motivo que el caso anterior, ya que creo que si va a ser la primera vez que pruebas el cannabidiol en esta vía, mejor esta alternativa.

Pasta de CBD

En una línea muy similar a la del aceite, la pasta de Nordic Oil es una alternativa más densa, pero igualmente interesante, ya que es de espectro completamente natural, por lo que es segura y mantiene todas las propiedades.

Ojo, porque es una vez más un compuesto para ingerir, no para aplicar a modo de crema (eso lo veremos más adelante), así que no te confundas.

El método de empleo consiste en sacar la dosis que quieres, dejarla unos 50 segundos bajo la lengua y, después, tragarla sin más. Solo tendrás que tener en mente que debes hacerlo con el estómago vacío 15 minutos antes de cada comida (desayuno, comida y cena).

No te preocupes por el sabor, porque no es especialmente desagradable. Al contrario, tiene cierto toque dulce gracias a que entre sus compuestos nos topamos también con una disolución de cera de abejas y de aceite de coco.

Lo mejor es que no incluye colorantes ni conservantes, así que su formulación es segura. También el hecho de que podrás regular fácilmente la dosis que empleas gracias a que el envase tiene un práctico dispensador.

  • Mi recomendación: Creo que la concentración del 30% que cuenta con 1500 mg de cannabidiol, está muy bien, porque aunque es un producto diseñado para macrodosificación, es mejor ir sumando poquito a poco, ya que así podrás regular las dos mejor. Además, es más barato, pues vale 99€ frente a los 165€ que cuesta el de mayor concentración.
  • Opción alternativa: Por supuesto, también la encontramos en concentraciones mayores, una de 40% equivalente a 2000mg y otra más elevada, al 50%, que equivale a 2500mg. Sin embargo, para iniciarte en el uso de CBD, creo que son mejores las dos alternativas anteriores, ya sean el aceite o las cápsulas.

Cristales de CBD

Quizá el nombre te parezca algo extraño, pero se trata de polvo extraído de cannabidiol puro y aislado mediante una innovadora tecnología de extracción mediante CO2 y un posterior procesos de purificación y filtración.

Esto hace que el producto obtenido sea tan seguro como de buena calidad, además de vegano y orgánico, como el resto de alternativas de Nordic Oil. Otro detalle interesante es que es más barato que el resto de opciones vistas, ya que cuesta algo menos de 50€ el envase.

Contrario a lo que pueda parecer, es una manera bastante cómoda de utilizar el CBD, ya que existen diferentes alternativas. Por ejemplo, el práctico consumo sublingual, mezclarlo con ciertos alimentos (por ejemplo, mantequilla, para hacer galletas) o combinarlos con productos para fumar o vapear.

  • Mi recomendación: En realidad, solo nos encontramos con una alternativa, por lo que está claro que te voy a recomendar esa, que tiene una concentración del 99,6%, lo cual equivale a 996 mg de cannabidiol.

Cremas de CBD

Para el final me he dejado otra de las maneras más conocidas de acudir al CBD: las cremas cosméticas, que tienen grandes efectos para cuidar la piel y, encima, las puedes complementar sin problema con los aceites para conseguir mejores resultados.

En esta última sección, te voy a recomendar dos productos, dedicados a dos tipos extremos de dermis. Ambos están libros de THC y vienen en envases de 50ml (que contienen 100mg de cannabidiol), que duran bastante.

  • Recomendación contra el sebo: El primero se llama Valkyrie y es adecuado para combatir el acné gracias a que en su fórmula tenemos aloe vera, aceites vegetales nutritivos no comedogénicos y betacarotenos. Además, como su formulación tiene una estructura liposomal, lo que fomenta que se absorba rápido y no queden restos, y su precio de 40€ me parece adecuado.
  • Recomendación para dermis sensibles: Después, en el caso contrario, si tienes problemas de eccema o sequedad extrema, Freyja será tu crema, pues nutre a fondo al mismo tiempo que calma la irritación, reduce las molestias y mejora la flexibilidad.

Otras alternativas

Por último, quiero mencionar una serie de opciones menos conocidas, pero que me parecen interesantes, sobre todo si quieres consumir el CBD de una forma diferentes e incluso divertida. De entre la amplia gama de Nordic Oil, he seleccionado los siguientes productos:

  • E Liquid con CBD de Mango. Si te gusta vapear, la marca tiene muchas opciones, aunque esta tan refrescante es mi favorita, pues los cristales puros de CBD sin THC tienen un sabor afrutado muy agradable y no incluye nicotina. Su concentración es del 3% y el tamaño del envase es de 10ml, por lo cual su precio de 30€ creo que está bien.
  • Spray nasal de CBD. En caso de que tengas un resfriado o, sobre todo, de que padezcas alergia, ya que este frasco de 10 ml con 50 mg de CBD te ofrece 100 aplicaciones de una mezcla que alivia la inflamación que se produce en la nariz a la vez que previene la adhesión de bacterias.
  • Bálsamo labial de CBD. Además de ser baratito (solo cuesta 9€), su concentración del 3% combinada con aceites de coco, aguacate, almendra y ricino logran nutrir a fondo los labios, calmar las molestias y acabar con las pielecillas secas.
  • Goma de mascar con CBD. Quiero cerrar con el producto que más me ha llamado la atención, ya que por menos de 9€ tienes un paquete de 24 chicles con CBD (5mg en cada pieza), libres de azúcar, pero muy refrescantes gracias a su toque de eucalipto y menta. Ideales para llevarlos encima y calmar la ansiedad en cualquier momento.

Productos de CBG

Aunque las siglas puedan confundirte, el CBG y el CBD no son lo mismo. La diferencia es que el cannabigerol es un fitocannabinoide que, aunque tampoco “coloque”, es más difícil de extraer, ya que su concentración en la planta es menor.

Por eso, estos productos suelen ser más caros, ya que son más complicados de extraer. Más allá de reducir el dolor y la inflamación, también tiene algunos resultados diferentes, pues por ejemplo aumenta el apetito y se está estudiando si puede inhibir el crecimiento de ciertos tumores (aunque esto último no está demostrado).

En esta línea, puedes encontrar un aceite de CBG, que tiene una concentración del 7% y que viene en un envase muy similar, de tan solo 10 ml, por lo que su tamaño reducido hace que sea muy fácil de guardar y conservar.

Asimismo, su cuentagotas hace que sea muy sencillo de utilizar. Solo ten en mente que una gota tiene en torno a 2,8 mg de CBG, lo cual es una dosis ya de por sí adecuada. Después, como alternativa más “fuerte” tienes los cristales de CBG, cuya concentración es del 97%.

Mi valoración final de Nordic Oil

Después de haber estudiado la marca y haber probado durante meses varios de sus productos, debo reconocer que estoy bastante contenta con la experiencia, pues me ha permitido conseguir grandes mejoras de manera cómoda.

Encima, valoro mucho el hecho de que sean productos veganos que se elaboran de la forma más respetuosa posible con el medio ambiente. También es interesante que no tenga gluten, pues de esta manera los celíacos podrán emplearlos sin riesgo.

Los resultados se aprecian bastante rápido y su uso prolongado me ha permitido estar más relajada, pero también calmar las dolencias de los músculos y las relacionadas con la menstruación, además de mejorar el estado general de mi dermis.

En caso de que quieras iniciarte, te recomiendo que empieces por el CBD y, más concretamente, por los aceites o las cápsulas de baja concentración de la marca, sobre todo si tienes dolores o problemas de ansiedad.

Si estás buscando más tratar la dermis, ahí no hay ninguna duda, pues lo que tienes que hacer es acudir directamente a la crema que mejor se adapte a tus necesidades concretas. También puedes mimar tus labios con su bálsamo para esa zona, combatir la congestión nasal con su spray o reducir la ansiedad puntual gracias a sus prácticos chicles.

De todas formas, en cualquiera de los casos, no te olvides de preguntar a tu médico de familia antes de empezar a usar alguno de los mejores productos que hemos visto de Nordic Oil. Espero que mi opinión te haya sido de utilidad y te ayude a tomar una decisión.