Belleza

Piel atópica en niños: cómo tratarla

piel atopica bebe

piel atopica bebeLa piel atópica en niños es un problema que se desencadena cada vez de forma más habitual. ¿Los motivos de su aparición? Se desconocen, pero se intuye que este hecho se debe a diversos factores como la contaminación, la alimentación, el medio ambiente, etc.

Es normal que tengas dudas, por eso a continuación te mostramos todo lo que debes saber sobre esta alteración, cómo afecta a los niños, y cómo tratarla adecuadamente para paliar sus síntomas. Comenzaré dejando claro qué es la piel atópica y qué signos presenta.

¿Qué es la piel atópica?

Este tipo de dermatitis puede aparecer tanto en niños como en adultos, normalmente con piel sensible con tendencia a seca.

Se trata de una alteración crónica, es decir, el niño pasará por épocas mejores y peores dependiendo del clima, su estado de hidratación, la época del año en la que se encuentre, etc.

En cuanto a los síntomas, se genera una excesiva sequedad en varias zonas del cuerpo acompañada de picores, irritación e incluso, en los peores casos, descamación.

¿Cómo reconocemos la piel atópica en bebés y niños?

Si notas que el niño llora demasiado, tiene problemas para dormir, se rasca muy a menudo, presenta signos de estar incómodo y, además, tiene sequedad en algunas zonas junto con manchas rojas, es altamente probable que se deba a esta enfermedad.

Frecuentemente, se manifiesta en bebés a partir de los 3 meses, a los cuales les aparecen manchas rojas hinchadas en las mejillas, brazos, piernas y cuero cabelludo.

A partir del año, estas manchas se trasladan a otras zonas como rodillas, codos, detrás de las orejas, alrededor de la boca y por las manos.

sintomas piel atopica

¿Qué alteraciones presenta la piel en estos niños?

Las alteraciones más frecuentes son:

  • Sequedad, ya que escasean agua y lípidos.
  • La función de barrera disminuye y la capa externa es más permeable, por lo que es necesario protegerla adecuadamente de hechos que la alterarían aún más.
  • Se produce una mayor sensibilidad.
  • Permite la entrada de alérgenos como polvo y ácaros, y se genera una reacción excesiva del sistema inmunológico.
  • También puede aparecer inflamación y eccemas.
  • Es probable que llegue a producirse incluso descamación en ciertas zonas.

Posibles causas

La aparición de dermatitis atópica en bebés y niños puede deberse a un elemento hereditario. Las familias que padecen de este tipo de problema presentan una mayor sensibilidad a los alérgenos ambientales.

Si uno de los progenitores ha sufrido anteriormente o sufre en la actualidad esta alteración, es probable que también se desencadene en el niño; por ello, en estos casos debemos estar muy pendiente de que no se produzcan en él los síntomas que hemos citado en el punto anterior.

Puede aparecer a raíz de una excesiva higiene, ya que los niños no están expuestos a alérgenos.

El contacto exagerado con el agua también interviene en su aparición. Otros de los motivos podrían ser viviendas mal ventiladas y aisladas, y el humo del tabaco.

Cuál es el tratamiento adecuado

piel-atípica-cremas

En estos casos es sumamente importante que nos informemos y llevemos a cabo los cuidados más adecuados, ya que de lo contrario la situación podría agravarse.

En primer lugar, es recomendable controlar la temperatura y el grado de humedad al que está expuesto. El frío y una excesiva humedad repercuten negativamente y producen una mayor sequedad.

Durante el verano los síntomas mejoran y los baños de agua de mar son muy beneficiosos, puesto que con ellos la inflamación disminuye.

Deben utilizarse jabones de ph ácido, y una vez que bañemos al niño lo secaremos suavemente sin frotar las zonas.

Evidentemente, la hidratación es algo fundamental. En este sentido, las crema especializadas en el cuidado de la piel atópica son el camino a seguir. Lo ideal es que estas pomadas estén enriquecidas con ingredientes que logran calmar la epidermis y aminoran los brotes.

Hay muchas opciones en el mercado, pero la que mejor resultados me ha dado con mi hijo es la de Akento Cosmetics.

Se trata de un producto que puedes utilizar sin ningún temor en los más pequeños de la casa. Proporciona una gran hidratación y nutrición, y, además, refuerza la barrera hidrolipídica para evitar la aparición de sequedad. También aminora los picores, las rojeces y la inflamación.

Otro de sus puntos fuertes es que está creada a partir de ingredientes naturales y es baja en conservantes. Ten en cuenta que la aplicación de algún ingrediente químico podría empeorar muchísimo la situación.

La textura es bastante fluida y nada pegajosa, por lo que resulta muy cómoda de untar en el niño. La utilizo 2 veces al día, todos los días, y desde entonces su piel ha mejorado notablemente y los brotes se han espaciado.

Sin duda, es uno de los mejores tratamientos contra dermatitis atópica que puedes escoger para bebés.

¿Qué ropa elegir para niños con dermatitis atópica?

ropa piela topica

Lo ideal es que la ropa sea amplia y de tejidos de algodón o lino para que permita una buena transpiración.

Ten en cuenta que las prendas demasiado ajustadas provocan una mayor incomodidad y mayor sudoración.

También es necesario retirar cualquier etiqueta que ocasione molestias, ya que irritará aún más la zona.

En cuanto al lavado de la ropa, utiliza siempre detergentes suaves y presta especial atención al aclarado para que no queden restos de producto.

Conclusión

Existen muchos casos de piel atópica en niños, y los motivos de su aparición pueden deberse a diversas causas, ya sean ambientales, hereditarias u otras.

Si tu hijo sufre estos síntomas, es necesario que cuides correctamente la zona con productos específicos y que tomes las medidas necesarias para no agravar aún más la situación.

Recuerda que la hidratación de la piel es muy importante para acabar con los picores, sequedad y rojeces, y para ello la elección de una buena crema es fundamental. Uno de los tratamientos con mejores resultados es el de Akento Cosmetics.

Por supuesto, no dudes en asistir a un especialista que te asesore correctamente de la situación, ya que en ocasiones es necesario recetar algún medicamento.