CuerpoSalud

Descubre los tipos de celulitis que existen

tipos celulitis

La celulitis es un problema fundamentalmente estético que nos afecta sobre todo a las mujeres. En concreto, el 80% de nosotras desarrollamos estas marquitas en algún momento de nuestra vida. Sin embargo, no siempre se da de la misma manera. Descubre aquí los tipos de celulitis que existen y cómo hacerlos frente.

Antes de nada, es importante que tengas claro que se trata de algo natural y que no debes avergonzarte por ello. Yo también tengo celulitis, y estrías, y otro tipo de marcas en mi dermis. La mayoría del mundo las tiene, aunque no siempre hablemos de estas cuestiones.

Pero ya ha llegado el momento de romper estos tapujos y de poder intercambiar opiniones con franqueza de estos temas que, por desgracia, tanto nos acomplejan.

Aclarado este punto, también veo importante explicar que estás en todo tu derecho de querer acabar con la celulitis. Si te incomoda o si, simplemente, no te gusta cómo queda en tu cuerpo, tampoco hay nada de malo en buscar que desaparezca.

Así que, ahora que llega el verano y las imperfecciones de la piel quedan mucho más visibles, vamos a estudiar los diferentes tipos que existen para que descubras cuál se relaciona con tu caso y qué puedes hacer para combatirla.

Para conseguirlo, no hay nada mejor que tener claro por qué se produce y qué es exactamente, ¡y eso es lo que vamos a descubrir a continuación!

¿Qué es la celulitis y por qué se produce?

piel de naranja

De manera resumida, se trata de una acumulación de nódulos adiposos (o, lo que es lo mismo, grasa) que se produce en el interior de la dermis, en el denominado tejido subcutáneo. Por tanto, aunque afecte estéticamente a la piel, su origen tiene más que ver con la alteración de la fibra muscular, de manera que se trata de una afección del metabolismo.

Precisamente este conglomerado de grasa es lo que le otorga un aspecto rugoso y abultado a la piel, que incluso puede llegar a endurecerse.

Por eso, a la celulitis o lipodistrofia ginecoide se la conoce comúnmente como “piel de naranja”, un ingenioso apodo que hace alusión a las similitudes que presenta con la cáscara de esta fruta.

Los motivos por los que surge son diversos, pues además de tener hábitos poco saludables (como una alimentación deficiente, un consumo excesivo de alcohol o tabaco, llevar ropa demasiado ajustada que dificulte la circulación, etc.), de sufrir problemas de estrés (lo que libera más cortisol en el organismo, una hormona que aumenta la cantidad de depósitos de grasa) o de padecer cambios hormonales (por eso la celulitis aumenta en la adolescencia, el embarazo y la menopausia), también influye el factor genético.

Por tanto, son muchos los elementos que debemos tener en cuenta.

Otro detalle en el que fijarse es en la localización de la celulitis en tu cuerpo, pues no siempre se da de manera generalizada, ya que en algunas personas aparece solo en determinadas áreas, siendo las más comunes los glúteos, los muslos y las caderas, pero también los brazos y el pecho.

Los diferentes tipos que existen y cómo hacerles frente

Ahora sí, después de este breve repaso introductorio, vamos a ver qué formas puede adoptar la celulitis y cuáles son sus principales características en cada caso, para que tú misma seas capaz de discernir cuál se corresponde más contigo.

La celulitis blanda.

Es la más común de todas y de las menos visibles, pues todavía está en sus primeras fases.

También se conoce como celulitis flácida y se caracteriza precisamente porque la piel presenta este aspecto alicaído, de manera resulta muy blanda al tacto.

Los hoyuelos que se forman se notan sobre todo al moverse, pero no estando parada o sentada. Además, suele aparecer con más frecuencia en glúteos y muslos.

Aparece sobre todo tras reducciones bruscas de peso y como consecuencia del sedentarismo, en especial en el caso de mujeres mayores de treinta y cinco años.

Además, en muchos casos aparece de la mano de edemas o varices que surgen por culpa de la retención excesiva de líquidos.

¿Cómo combatirla?: Apuesta por moverte y dale caña al ejercicio aeróbico (como andar a buen ritmo, correr, nadar, montar en bici o saltar a la comba) para reducir la grasa subcutánea y reafirmar los tejidos, en especial los de las áreas en los que tengas esta celulitis.

Otro buen aliado son los masajes anticelulíticos y las cremas reafirmantes. Aquí tienes las mejores opciones.

La celulitis dura.

celulitis dura

Aunque no es necesariamente más visible que la anterior sí que es, sobre todo, más molesta, pues la piel se queda rígida y apelmazada, hasta el punto de que puede llegar a doler y resulta muy dura al tacto.

Es la que yo más asocio al concepto “piel de naranja” debido al aspecto compacto y rugoso que presenta (sobre todo al pellizcarla) y encima suele llegar acompañada de estrías.

Esto se debe a que se origina en momentos de grandes cambios hormonales, aunque también está muy relacionada con la herencia genética. Por tanto, el ejercicio aquí tampoco nos servirá de mucho, aunque siempre ayuda.

¿Cómo combatirla?: Busca productos específicos para hacerle frente, como las cremas anticelulíticas, que deberás utilizar a diario. También cuida tus hábitos para que sean más saludables y opta también por los masajes anticelulíticos.

La celulitis edematosa.

Destaca por el aspecto acolchado y hasta esponjoso que presenta la piel, y es la menos frecuente. También puede ocasionar problemas para moverse y resultar dolorosa, porque es consecuencia directa de una mal funcionamiento del sistema linfático y de una circulación sanguínea deficiente.

Encima, como suele aparecer en muslos y glúteos, molesta incluso al estar sentada.

Aparece en la adolescencia, con los primeros cambios hormonales y se agrava en la menopausia por el mismo motivo. Como está relacionada con la acumulación de líquidos, aparece sobre todo en el tren inferior, que es la zona que más habrá que vigilar.

¿Cómo combatirla?: Lo mejor es hacer ejercicio de manera regular -apostando por la intensidad moderada, como largos paseos o montar en bici- y evitar los alimentos que nos hacen retener líquidos. También date masajes y dúchate con agua fría, para mejorar tanto el flujo sanguíneo como en linfático.

La celulitis mixta.

Esta categoría sirve para englobar a quienes padecemos una mezcla de estos casos anteriores. Por ejemplo, quienes tienen en una zona del cuerpo la celulitis dura, en otra la blanda y en otra la edematosa.

¿Cómo combatirla?: Acude a las técnicas adecuadas en cada caso y aplícalas en esa zona concreta, para obtener mejores resultados. También puede que te ayude la terapia con ventosas.

Los mejores trucos para conseguir acabar con ella

cremas anticeluliticas

Debido precisamente a que los factores que influyen en su aparición son diversos, también lo serán las maneras en las que podemos hacerle frente, así que aquí vamos a ver brevemente algunos de los mejores trucos y consejos que puedes poner en práctica.

Te interesa: Cómo eliminar la celulitis

  • Para empezar, vigila tu alimentación e intenta llevar una dieta diversa y variada, baja en sales (que fomentan que retengamos líquidos y nos sintamos hinchadas), rica en potasio (por lo que el plátano es una apuesta segura), con abundantes vitamina (sobre todo la C, presente en cítricos) y que incluya alimentos depurativos como son la piña -¡estupenda sobre todo ahora en verano!- o los espárragos.
  • Por supuesto, no te debes olvidar de tener una correcta hidratación, que es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo y para mantener en un estado óptimo a la dermis. Pero ojo, porque no cualquier bebida vale. Aquellas azucaradas o gaseosas serán contraproducentes, así que lo ideal es que acudes directamente al agua, a infusiones diuréticas (para evitar la retención de líquidos) o al té verde, que tiene multitud de beneficios.
  • Aunque de poco te van a servir estas pautas si no te mueves ni un poco, pues evitar el sedentarismo es vital. Intenta dar varios paseos a lo largo de la semana y apuesta por los ejercicios de cardio (correr, hacer bici e incluso bailar) combinados con algunos de resistencia o fuerza (las sentadillas ayudan un montón, en especial si tu celulitis se sitúa sobre todo en el tren inferior).
  • También evita estar mucho tiempo con la misma postura (sobre todo si trabajas desde casa, intenta levantarte cada media hora y andar un poco para desentumecerte), sentarte con las piernas cruzadas (es malo para la circulación) y ducharte con agua demasiado caliente, pues cuanto más fría mejor será para el flujo sanguíneo.
  • Mi consejo estrella es que combines estas prácticas con algunos buenos productos cosméticos, porque serán la forma más eficaz de combatir la celulitis. Te recomiendo cosméticos de calidad para que actúen con mayor potencia y velocidad.
  • Además, exfolia tu dermis una vez a la semana, para acabar con las células muertas y sanearla.

Seguro que si aplicas estas pautas, consigues grandes resultados y te encuentras más cómoda en tu propia piel, así que comienza a ponerlos en práctica, ármate de paciencia y dile adiós a la celulitis, sea del tipo que sea.